La Pirinola

La Pirinola

martes, 29 de noviembre de 2011

1º DÍA SEMANA DE LA DISCAPACIDAD EN NUEVO LEÓN

Hablará ante los miembros del Senado para que sean reconocidas las PcD como ciudadanos.

Por Verónica Rocha de Santiago, Corresponsal de La Pirinola en Nuevo León.





Carmen Suárez, una mujer con discapacidad intelectual, será la voz y presencia de sus compañeros, el próximo 5 de diciembre ante los miembros del Senado de la República para hablar de la necesidad y el derecho de tod@s las personas con discapacidad: la autodeterminación. Término poco conocido en México y nada respetado; cuando se trata de dar a las Personas con Discapacidad (PcD) la posibilidad de elegir, decidir y escoger. Fue el mensaje de Gabriela Martínez Olivares, Directora de Movimiento Asociativo de la Confederación Mexicana de Organizaciones a favor de las Personas con Discapacidad Intelectual, A. C. (CONFE).

Todo empezó hace unos meses, cuando un grupo de familias deseaban reconocer en la PcD la posibilidad de ir más allá de la formación, la educación, la sociabilización, la recreación y la protección. Fue que se acercaron a CONFE para recibir asesoría de qué y cómo hacer. Llegaron entonces al Senado de la República y salieron con un Mecanismo de Consulta y Diálogo para la Armonización de la Ley Federal del Trabajo y la Ley General de Educación con la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad que desarrollaron organizaciones de la sociedad civil junto con comisiones del Senado. 

Ante los asistentes al primer día de la Semana Estatal de las Personas con Discapacidad Nuevo León 2011, la directora de Movimiento Asociativo CONFE, explicó que la Autodeterminación en la PcD tiene un largo camino en España, donde saben y entienden la valía que tiene, que todos y todas gocen el pleno derecho a decidir, sin tener que ser asistidos siempre y totalmente. Un aspecto nuevo en México. Tan nuevo que ni siquiera se cuenta con bibliografía que hable de sus bondades; es por ello que preparan bastante tinta y papel, para documentar esta experiencia que desean dé como resultado el reconocimiento pleno y total de los derechos de las PcD; sobre todo en la Ley de Trabajo, donde no aparece un solo capítulo para que contemple a este grupo vulnerables.

La licenciada Martínez Olivares dijo que si, al momento, las PcD no tienen o no les avalan las decisiones que toman para con su vida, no se debe a la falta de capacidad, pues han demostrado que la tienen; se debe, en todo caso, a sus familiares quienes no les han sabido otorgar la confianza para que realicen en cada momento de su vida la acción culmen de la persona: la autodeterminación.

En su intervención, explicó a los asistentes como es que este movimiento nació, creció, se desarrollo y ahora comienza a tomar adultez y con ello la madurez. Desde su despertar ya hacían alarde a su primer derecho ´Personas primero’ y luego lo acuñaron con la frase ‘Nada de nosotros sin Nosotros’.

Pero esto no acabaría aquí, pues haciendo suya la autodeterminación, las PcD darían la bienvenida a la autogestión donde ellas y ellos mismos serían quienes conformaran las redes que representen a otros compañeros de camino para hablar de su libertad a decidir. 

La Convención, carta magna
Por la tarde se habló sobre Obligaciones del Estado Mexicano a la Luz de  la Convención sobre los Derechos Humanos de las Personas con Discapacidad, a cargo de la presidenta de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos en Nuevo León, Minerva Martínez Garza.

Resalto la importancia de haberse concretado los cambios que ahora aparecen en nuestra Constitución, desde 2008 a 2011 en materia de código penal, amparo y sobre todo y la más reciente la relacionada con Derechos Humanos.

La Licenciada Martínez recordó que es el Estado con  la Convención en la mano, quien debe velar y vigilar para que los Derechos Humanos de las PcD se promuevan y defiendan.

Hizo énfasis en será el Estado quien tome medidas pertinentes y adecuadas para que todos y cada uno de los Derechos Humanos de las PcD sean defendidos.

No hay comentarios.: